"¿Y si nos tomásemos el juego en serio?"

André Stern

Contacto
CreciendoLibres

Sobre nosotros

Creciendo Libres nace de observar la necesidad auténtica que todo niño/a necesita que es jugar. Somos conscientes de la importancia del juego en la infancia y de que todo se decide en los primeros años de nuestros hijos e hijas. 

Ellos son los protagonistas de su propio aprendizaje, a través de las manifestaciones espontáneas y del juego libre. Aquí el tiempo se «para», adaptándose a su ritmo en un clima tranquilo y en armonía para que puedan conectar con sus verdaderas necesidades. 

Nuestro horario es de 9h a 16h, y nos encantará conoceros.

creciendo-libres-sobre-nosotros

Queremos que los niños se sientan seguros, amados y cuidados,
y vivan su nueva rutina como una prolongación de su hogar.

El ambiente

Grupos reducidos

De hasta 12 niños, para favorecer el acompañamiento.

Edades

Entre los 6 meses y los 4 años de edad.

Profesionales

Cubrirán sus necesidades dos acompañantes.

creciendo-libres-ambiente
Suscríbete a nuestro Boletín

Más información

¿Quieres conocernos?

Descubre nuestros precios

EL ESPACIO

El espacio es acogedor, luminoso, rodeado de naturaleza y muy tranquilo, e invita a que los niños y niñas sientan las ganas de explorarlo
y disfrutar de los materiales que ofrece.

Estos materiales forman parte de diferentes pedagogías como son Montessori, Waldorf, Emmi Pickler, etc. Están realizados en madera, por lo que la experiencia sensorial es muy enriquecedora, los colores son armoniosos y vivos y la gran mayoría son no estructurados, para favorecer la creatividad e imaginación, siendo elementos de propia naturaleza.

Juego libre como base del aprendizaje
Juguetes y materiales de madera
Salidas diarias al parque que nos rodea
Catering de comida ecológica*
*Suministrado por Catering Ecológico Marisa Fernández

En Creciendo Libres…

Vivirán una mirada individual, con una presencia de amor y seguridad, que les garantice que mientras papá, mamá o la persona con la que hayan establecido el apego, no están en ese momento, hay otras personas que se interesarán por lo que sienten, lo que «crean», lo que necesitan compartir y contar, cuando necesiten llorar unos brazos les acogerán, y se establecerán unos límites que garanticen su seguridad, la de los demás y la del entorno donde todos conviven.

Blog